Celebrado el Vía Crucis de la Federación de Cofradías, en la Catedral

En un momento del Via Crucis en el interior de la Catedral.

Como es tradicional, en la noche del primer viernes de Cuaresma, el pasado día 18, se celebró una nueva edición del Vía Crucis de las hermandades de penitencia que conforman la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Granada.

En esta ocasión, la Sagrada Imagen del Señor del Descendimiento de la Hermandad de la Soledad de San Jerónimo presidió este acto, que partió del Real Monasterio de San Jerónimo en procesión hasta la Santa Iglesia Catedral.

En el interior del templo catedralicio, nuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, condujo el rezo de las estaciones del Vía Crucis acompañado de varios Canónigos de la Catedral, mientras el cortejo penitencial avanzaba por las naves primera y quinta y por la girola de la misma.

Por deferencia del Arzobispado granadino este año se repartió a los asistentes un libro de pequeño formato donde se reflejaban todas las estaciones del Vïa Crucis, con las reflexiones y oraciones del entonces Cardenal Joseph Ratzinger –hoy Papa Benedicto XVI-, que ofreció en la Semana Santa de 2005, año del fallecimiento de Juan Pablo II.

Al finalizar, el cortejo salió por la puerta de la Encarnación para regresar al Real Monasterio de San Jerónimo donde la Hermandad de la Soledad tiene su sede canónica. Numerosos hermanos de la corporación del Viernes Santo y miembros de la Real Federación acompañaron a la Sagrada Imagen hasta su templo, regresando poco antes de las once y media de la noche.

Anuncios