San Juan de Dios en Granada inicia las obras de un nuevo centro de adultos discapacitados

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios colocó ayer la primera piedra en la  obra de un nuevo centro en Granada que acogerá una residencia, una unidad de día y un centro ocupacional dirigido a atender a personas gravemente discapacitadas, mayores de 20 años que, actualmente, son usuarios del Colegio de Educación Especial del Centro San Rafael y cuyas familias no pueden atenderlas o requieren de una atención a tiempo parcial.

Este proyecto surge por la necesidad de procurar asistencia a personas totalmente dependientes, que han recibido atención especializada en Centros de Educación Especial pero que, al superar la edad escolar, se enfrentan con la grave situación de no disponer de la necesaria cobertura acorde con su grado de dependencia, muy particularmente aquellos que carecen de familiares directos o no disponen de suficiente estructura familiar para poderles atender.

 También se acogerá a aquellas personas que, aunque cuenten con familiares que pueden atenderles, necesitan apoyo externo en una unidad de día para continuar su rehabilitación, aprender nuevas habilidades de la vida diaria o recibir cuidados especializados, facilitando, al mismo tiempo, a los familiares que les atienden el poder compatibilizar los cuidados con sus obligaciones laborales y familiares.

El nuevo centro que se empieza a construir se prevé culminar a lo largo del año 2013, siendo el presupuesto de ejecución superior a 1.800.000 euros. El edificio se situará en una parcela cedida por el Ayuntamiento de Granada en el distrito Chana, concretamente, se trata de la parcela nº 12 del Plan Parcial P-28, C/ Balandro que posee una superficie edificable de 1.859 metros cuadrados.

Residencia, unidad de día y centro ocupacional
El nuevo centro se estructura en tres áreas: residencia con capacidad para 20 usuarios, unidad de día, para 20 usuarios (personas gravemente discapacitadas, y un centro ocupacional con capacidad para 25 usuarios. En total se beneficiarán 65 personas.

Con este nuevo centro se quiere proporcionar atención a personas dependientes, en un ambiente integrado en el entorno y de no muy grandes dimensiones a fin de facilitar el ambiente de hogar, contando con las estructuras necesarias y reglamentarias para la atención de estas personas y también con el apoyo de los servicios socio-sanitarios del Centro San Rafael.

En la residencia se prestará el servicio de alojamiento, cuidado y manutención de forma supervisada, con carácter temporal o permanente, así como el apoyo personal y social, a personas adultas con discapacidad y alto grado de afectación.

En la unidad de día, sus usuarios recibirán atención psicológica, educativa y rehabilitadora a fin de  conseguir que adquieran el máximo nivel de desarrollo personal, de autonomía y de integración en la vida familiar y social.

Por su parte, en el centro ocupacional se proporcionará una actividad útil a personas en edad laboral, que no pueden acceder a un puesto de trabajo ordinario o especial, debido a su discapacidad, para mejorar su adaptación personal y social, habilitándolos laboralmente y normalizando sus condiciones de vida.

Colocación de la primera piedra
El acto simbólico de colocación de la primera piedra estuvo presidido por el Prior de la Orden en Granada, hermano Juan José Hernández, contando con la presencia del Superior General de la Orden en el mundo, hermano Donatus Forkan; el Superior Provincial, hermano Julián Sánchez; la directora del Colegio de Educación Especial, Marisa Pérez; la delegada de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social de Granada, Magdalena Sánchez Fernández y el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, entre otras autoridades de la provincia.

También estuvieron presentes todos los consejeros de la Curia General de la Orden y de hermanos de Granada, así como futuros alumnos y sus familiares, algunos de ellos precursores de este proyecto que ya empieza a ser una realidad, y el profesorado del Colegio de Educación Especial de San Rafael.

Tras la bendición del solar se procedió a colocar bajo la losa que representa la primera piedra, el documento del acta firmado por las autoridades presentes, monedas de curso legal, medallas conmemorativas y los periódicos del día. Seguidamente, autoridades y uno de los futuros alumnos del centro echaron tierra sobre la placa que cubría estos elementos.

Anuncios
Publicado en Diócesis, religiosos. Etiquetas: . Leave a Comment »
A %d blogueros les gusta esto: