“Nuestra sociedad vive inmersa en una fragmentación que impregna todos los ámbitos”

Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada y Miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, inauguró ayer en Barcelona el II Seminario Internacional “Fundamentos morales de la crisis económica”, con una conferencia titulada “¿Crisis económica o crisis teológica?”, en la que abordó la situación de la persona y las familias en una sociedad determinada en las últimas décadas por los parámetros economicistas y afectada por el contexto actual de crisis económica.

Mons. Javier Martínez inició su conferencia definiéndose a sí mismo como “un pastor de la Diócesis de Granada”, que, a causa de las situaciones de riesgo social con las que convive constantemente en su comunidad, le han hecho reflexionar sobre las causas de la crisis económica actual.

Intervención
“Nuestra sociedad vive inmersa en una fragmentación que impregna todos los ámbitos: cultural, político, social y, como consecuencia, el económico; donde hemos delegado casi todo, donde todo lo hacen expertos”, explicó Mons. Martínez. Esta situación ha llevado a la irresponsabilidad del ser humano, de tal forma que el hombre ya “no es responsable”, porque se desentiende de lo que sucede a su alrededor y se centro sólo en su pequeña parcela de experto.

“Nuestra sociedad lleva sacrificándose toda la vida en beneficio de la economía”, señaló. Una actitud que provoca que “nuestra sociedad esté condenada a muerte”, porque está basada sobre el consumismo: “Sólo sabemos comprar”, afirmó nuestro Arzobispo.

También hizo referencia a otro concepto que, según su criterio, no nos permite poder hacer un juicio claro sobre la crisis: “El dualismo en el que está sumida nuestra sociedad”. Este dualismo “nos conduce a la domesticación de la Iglesia en beneficio de las alternancias ideológicas del poder fundamentada por la pérdida del cuerpo de la Iglesia”.

En referencia al hombre contemporáneo, Mons. Javier Martínez afirmó “que vivimos en una lucha constante contra el mundo y eso hace que no exista una verdadera sociedad. Que gane ‘la roja’, permite mantener un alivio humano y momentáneo a la insatisfacción y frustración constante en la que vivimos inmersos”.

“Amo la libertad infinitamente más que los liberales; amo el espesor de la sociedad y lamento que nuestra sociedad sea plana; amo mi comunidad más que los comunistas, ergo, soy cristiano”, concluyó D. Javier Martínez.

El acto contó con la participación del director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Xavier Puigdoller, y del rector de la Universidad Abat Oliba CEU, Carlos Pérez del Valle.

Por su parte, el Sr. Josep Miró i Ardèvol, coordinador de este curso de verano y miembro del Pontificio Consejo para los Laicos, fue el encargado de presentar a Mons. Martínez y de introducir curricularmente al Arzobispo de Granada, de quien habló con admiración y respeto por su larga trayectoria al servicio de la Iglesia y por su preparación teológica. También hizo hincapié en la personalidad y la actitud proactiva del ponente de quién resaltó su faceta cultural y a quien definió como una voz social con “un pensamiento rompedor”.

Otros ponentes
Este II Seminario Internacional se celebrará hasta el viernes 6 de julio, que clausurará el Secretario General de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry, que hablará sobre “Misión y contribución de la Iglesia en un contexto de crisis y de reconstrucción”. Carriquiry intervendrá también el jueves para abordar los discernimientos eclesiales en la actual crisis.

Hoy martes interviene el Secretario del Pontificio Consejo Justicia y Paz, Mons. Mario Toso, para tratar “La respuesta de la Doctrina Social de la Iglesia ante el problema de las finanzas internacionales”; y mañana miércoles será el turno del presidente de E-Cristians y Miembro del Pontificio Consejo para los Laicos, Josep Miró i Ardèvol, sobre “La educación de las generaciones jóvenes en tiempos difíciles”.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: