La Real Federación de Cofradías colaborará con el Banco de Alimentos de Granada en sus actividades

Martín y López Barajas durante el encuentro que mantuvieron en la Real Federación.

Las hermandades granadinas colaborarán con la “Gran Recogida de Alimentos”, que el Banco de Alimentos pondrá en marcha los próximos  30 de noviembre y 1 de diciembre de 2012.

Se trata de una iniciativa benéfica que tiene carácter mundial, al celebrarse en diversos puntos del planeta con el mismo fin: la solidaridad con las personas necesitadas de nuestro entorno más cercano.

El presidente de la Real Federación de Cofradías, Antonio Martín, tras la reunión que tuvo la semana pasada con el presidente de la Fundación Banco de Alimentos de Granada, Antonio López Barajas, se comprometió a comunicar a los hermanos mayores de las hermandades y cofradías federadas su colaboración en esta iniciativa, especialmente en estos tiempos de tantas dificultades económicas para muchas personas.

Según Antonio Martín, lo que se pretende de forma especial es que las corporaciones penitenciales a través de sus vocalías de Juventud, Caridad y Costaleros aporten voluntarios para que colaboren en la recogida de alimentos en los distintos puntos que se elijan para la actividad en la capital granadina.

Anuncios

Cultos en honor al Arcángel San Miguel

El próximo fin de semana se celebrarán los cultos en honor al Arcángel San Miguel, en la Diócesis de Granada.

El viernes 28, tendrá lugar la Misa y la Ofrenda floral en la parroquia del Salvador, a las 20 horas. Al día siguiente se celebrará la Eucaristía en la ermita de San Miguel Alto a las 18:30 horas.

Por otro lado, el domingo 30, la Misa se celebrará en la parroquia del Salvador a las 10:30 horas, y la procesión-romería con la sagrada imagen del Arcángel saldrá a las 11:30 horas desde la parroquia del Salvador para dirigirse hacia la ermita de San Miguel Alto.

Fiesta de San Miguel
El glorioso Arcángel apareció en 493 en el monte Gargano en Italia. Esta aparición fue muy consoladora y muy célebre, y en reconocimiento de los beneficios que procuró a la Iglesia el enviado del Omnipotente, se estableció una fiesta para recordar este acontecimiento y en honra de San Miguel. Fiesta que desde el siglo V se celebra el 29 de septiembre, y que era en otro tiempo muy solemne en varios países de Occidente.