Celebrada la Eucaristía de Invocación del Espíritu Santo, en el comienzo del nuevo curso de la Universidad de Granada

El lunes, 1 de octubre, se celebró la Eucaristía de Invocación del Espíritu Santo, en el comienzo del nuevo curso 2012-2013 de la Universidad de Granada, que presidió el Arzobispo, Mons. Javier Martínez.

La Colegiata de los Santos Justo y Pastor acogió la Misa de inicio del curso, a la que asistieron el rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, vicerrectores, profesores, y alumnos y los jóvenes de la Pastoral Universitaria.

Asimismo, los jóvenes de la Pastoral Universitaria, participaron directamente en la Eucaristía, realizando las peticiones en la plegaria, y cantando en el Coro.

Mons. Javier Martínez pronunció en la homilía unas palabras de acción de gracias: “Acción de gracias por la existencia de la Universidad, por el trabajo de la Universidad, y por su cercanía es algo que nos obliga cada año y cada día a la gratitud del Señor.

Y al mismo tiempo, a quienes, de alguna manera participáis en ella o la vivís, y a quienes tenemos también alguna misión determinada en esta ciudad que está determinada, enmarcada por la Universidad, de responsabilidad con respecto a la vida social, pues también suplicar al Señor y colaborar a que la Universidad cumpla cada vez más su misión.”

El arzobispo señaló la necesidad de Dios para llevar a cabo la misión de la universidad: “Para poder cumplir esa misión a fondo, con seriedad, con fidelidad, pues necesitamos a Dios. Lo tenemos, tenemos a Dios. Basta con acogerlo, acogerlo seriamente y de esa manera encontrar las energías para que a pesar de las muchas dificultades podamos diríamos mantenernos en el deseo y en la búsqueda del bien del nombre y no de nuestros intereses”.

Anuncios