Cajas de bien: un afecto, desde el testimonio cristiano

Cajas de bien1Más de 60 jóvenes de la Pastoral Universitaria de Granada participaron ayer en la entrega de las “Cajas de bien”, una iniciativa que han podido llevar a cabo gracias al donativo de 6.000 euros que ha realizado la empresa Mobicomercio, para dedicarlo a las familias más necesitadas del barrio de Almanjáyar, uno de los más paupérrimos de la Diócesis, en lugar de invertirlo en la inauguración de nuevas instalaciones.

Con el lema No tenemos más que cinco panes y dos peces (Cf. Jn 6, 9), los jóvenes de esta Pastoral, junto con su Delegado, D. José Antonio Villena, comenzaron la entrega de alimentos rezando juntos, leyendo el pasaje del Evangelio del que está tomado el lema y cantando. De esta forma, el gesto traspasó la barrera de la solidaridad, para estar cargada del significado que celebramos estos días: el de Dios presente en medio de los hombres, socorriendo al hermano en las necesidades y acompañándole en su drama, en la vida, dando así testimonio de que Dios nos ama, sea cual sea nuestra situación, también en medio de la crisis económica o de las dificultades de la vida.

La distribución de las cajas, que contenían más de 40 kilos de alimentos cada una de ellas, se realizó a las familias más necesitadas de este barrio de Almanjáyar, a través de cinco parroquias allí ubicadas: Sagrada Familia, San Vicente de Paúl, Jesús Obrero, Nuestra Señora de la Paz y Nuestra Señora de las Mercedes. En el gesto, los propios párrocos se sumaron en la ayuda de este reparto, en el que también participó el Director de Mobicomercio, Antonio Almendros, y su familia, que colaboraron de esta forma además de entregar el donativo de 6.000 euros.

La entrega de los alimentos se llevó a cabo en un clima de respeto, de normalidad, familiar y, sobre todo, de agradecimiento por parte de las familias, que expresaron su asombro por recibir tantos alimentos y tan necesarios para las fiestas navideñas en compañía de sus miembros.

Cajas de bien2Por su parte, los jóvenes de la Pastoral Universitaria, que estuvieron trabajando previamente en la elaboración de las cajas, entregaban éstas a cada familia, acompañándoles y escuchándoles en su drama personal, mientras las recogían.

Como anécdota, dos personas indias se acercaron a pedir una caja de alimentos y, tras explicarles que se trataba de una iniciativa ya organizada para las familias de Almanjáyar, ambas se unieron a la Pastoral Universitaria y ellos mismos estuvieron ayudando a entregar dichas cajas.

Muchos inmigrantes y personas de etnia gitana que viven en este paupérrimo barrio experimentaron la acogida y el afecto de quienes han querido poner un granito de arena en medio de un mundo calado por la desesperanza. Un afecto que sólo, para que sea verdadero, es posible transmitir desde el testimonio cristiano y la experiencia de la fe.

Anuncios
Publicado en Diócesis. Etiquetas: , , . Leave a Comment »
A %d blogueros les gusta esto: