La Diócesis de Granada acoge con júbilo y agradecimiento a Dios la elección del Papa Francisco

D. Javier dando la paz en la Eucaristía

Nuestro Arzobispo dando la paz ayer en la Eucaristía por el Papa Francisco.

La Diócesis de Granada ha acogido con júbilo la elección del Papa Francisco, con una Eucaristía que tuvo lugar en la noche del jueves, 14 de marzo, en la Santa Iglesia Catedral, para dar gracias a Dios por el Sucesor de Pedro y expresarle nuestra comunión, obediencia y fidelidad.

Presidida por Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada, y concelebrada por una veintena de sacerdotes diocesanos, acompañados por otra veintena de seminaristas y el pueblo cristiano de Granada, el templo catedralicio acogió la primera Eucaristía para rezar por el Santo Padre Francisco y sumarse a la alegría que desbordó la Plaza de San Pedro, y todos los rincones del mundo, cuando se conoció que los 115 cardenales congregados en el Cónclave habían elegido un Pastor de la Iglesia Universal.

Nuestro Arzobispo anunció que tiene previsto enviar un telegrama en nombre de la Iglesia de Granada y su Pastor, para expresar “nuestra comunión y fidelidad” al Papa Francisco, “sucesor del Apóstol San Pedro, un Vicario de Cristo, vínculo de la fe y la caridad, garantía de la sucesión apostólica”.

Asimismo, Mons. Martínez pidió al Señor “saber ser fieles hijos de la Iglesia”, al mismo tiempo que expresó para el Papa Francisco “nuestra comunión, nuestra fidelidad y obediencia, garantía para nosotros de permanecer en la Iglesia de Jesucristo, el lugar donde Cristo vive y nos comunica su vida; y pedimos por él, que el Señor le sostenga, y que nuestras vidas, nuestros sufrimientos, puedan servir para que su ministerio, a favor de la Iglesia y de todos los hombres, sea fecundo, que siga proclamando que Cristo vive y hay una esperanza para este mundo nuestro tan cansado, herido y desesperanzado”.

VATICAN-POPE-VOTE-CONCLAVESanto Padre Francisco
Respecto a los instantes posteriores a la elección del Papa Francisco, Mons. Martínez habló en su homilía de la percepción en toda la comunidad cristiana de que “el Sucesor de Pedro tiene que ver con mi vida, con mi esperanza del cielo, con la esperanza del perdón de los pecados, de la redención, de la posibilidad de una vida diferente y nueva”.

Mons. Martínez destacó cómo el modo de estar en la Plaza de San Pedro o en cualquier parte del mundo a la espera de conocer el nombre del nuevo Papa era diferente: “Lo que hemos vivido ha sido un acontecimiento de fe”, afirmó. “Lo que nos sacudía ayer (el miércoles 13) era la certeza de que Cristo ha resucitado y Dios es fiel. Y esa certeza es una roca, en la que todos podemos apoyar nuestras vidas, fuera quien fuera el elegido, sea quien sea”.

Del Santo Padre, nuestro Arzobispo afirmó que “por esa persona pasa la redención de Cristo y la esperanza del mundo. No sólo debido a su testimonio moral, que es importantísimo, sino porque él es la garantía de que cuando en un pueblecito de la Alpujarra, con cuatro personas, estoy recibiendo el Cuerpo de Cristo en una Eucaristía, aquel altar es el centro del cosmos, porque allí está el Hijo de Dios”.

Nuevas realidades en la Iglesia
En su homilía, Mons. Javier Martínez habló de un Papado que ha cruzado el Océano Atlántico, procedente del Nuevo Mundo, de donde han surgido nuevas realidades, a las que está muy agradecido, y cómo es ahora el Viejo Continente quien recibe la fe del Nuevo Mundo, al mismo tiempo que subrayó la universalidad de la Iglesia.

Fieles CatedralEn este sentido, aludió a realidades de la Iglesia surgidas en América, muy vivas para la transmisión de la fe, que están presentes en nuestra Diócesis de Granada, como el Movimiento de familias Hogares Nuevos, los sacerdotes del Verbo Encarnado, y las Servidoras del Evangelio y la Virgen de Mathará, todas ellas nacidas en Argentina, así como la Comunidad Católica Shalom, nacido en Brasil con una amplia representación de  jóvenes.

Mons. Martínez también habló de la Sierva de Dios Isabel la Católica, cuyos restos se encuentran en la Capilla Real de Granada, y que fue la artífice de llevar la fe al Nuevo Mundo, en una iniciativa que no fue concebida “nunca como una conquista, sino un modo de comunicar la fe a unas personas dotadas de la misma dignidad que sus súbditos castellanos”.

Puede escucharse íntegra la homilía de Mons. Javier Martínez, en la S.I, en el siguiente enlace: http://www.ivoox.com/eucaristia-accion-gracias-nuevo-papa_md_1870269_1.mp3

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: