El Arzobispo celebró la Eucaristía con los hermanos rocieros en su partida al Rocío

Mons. Javier Martínez impone la medalla de la Hermandad.

Mons. Javier Martínez impone la medalla de la Hermandad.

Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada, celebró el pasado sábado, 11 de mayo, junto a los fieles de la Hermandad de la Virgen del Rocío de Granada la Eucaristía y la bendición para marchar en peregrinación a la aldea del Rocío.

En la Misa, que se celebró en la iglesia de San Pedro y San Pablo, participaron también el presidente de la Real Federación de Cofradías y Hermandades, el Hermano Mayor de la Hermandad del Rocío de Granada, las autoridades civiles y los hermanos rocieros que comenzaban la peregrinación mariana.

En la homilía, Mons. Javier Martínez, explicó la relación entre el folclore y la fe, y habló de la Iglesia como un pueblo, el pueblo de Dios: “No es un pueblo como los demás pueblos, no es un pueblo que tiene por así decir su consistencia o su razón de ser, diríamos, en una configuración del poder coercitivo, del poder político, pero es un pueblo. Y un pueblo tiene siempre necesidad de expresar la fe, y la expresa de manera espontánea,

Coro de la Hermandad de la Virgen del Rocío de Granada.

Coro de la Hermandad de la Virgen del Rocío de Granada.

con su forma de ser, con su naturaleza, y ahí entramos en la palabra folclore”.

Asimismo, el Arzobispo recibió la medalla de la Hermandad del Rocío de Granada, e impuso las medallas a los hermanos que les correspondía recibirla.

Al término de la Eucaristía, los hermanos rocieros colocaron el simpecado de la Virgen del Rocío en la carreta, y se dirigieron a la Basílica de la Virgen de las Angustias, para rezar ante la Patrona antes de comenzar el camino hacia Almonte.

Escuchar homilía del Arzobispo

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: