Peregrinación de la Archicofradía de las Angustias de Priego de Córdoba a la Basílica de las Angustias de Granada

Grupo de peregrinos procedentes de Priego de Córdoba.

Grupo de peregrinos procedentes de Priego de Córdoba.

Peregrinación de la Real Archicofradía de la Preciosísima Sangre de nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús en su descendimiento y Nuestra Señora de las Angustias” de Priego de Córdoba, con motivo del Año Santo Jubilar del primer Centenario de la Coronación de la Santísima Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

En la mañana de ayer, domingo, día 23 de junio de 2013, la Real Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús en su Descendimiento y Nuestra Señora de las Angustias de Priego de Córdoba, hizo su peregrinación, con motivo del Año Jubilar Mariano del Centenario de la Coronación Canónica de la Santísima Virgen de las Angustias de Granada, a su Basílica.

Fueron 31 personas las que viajaron en un autocar, saliendo a las nueve y media de Priego de Córdoba. Al frente de los peregrinos se encontraba su Hermana Mayor, Dña. Mª Ángeles Cuenca García, con su Junta de Gobierno. Fueron recibidos en la puerta de la Basílica por el Hermano Mayor, D. Francisco Salazar Rodríguez con gran alegría, acompañado de la Junta de Gobierno de la Hermandad Sacramental de la Virgen de las Angustias de Granada y varios hermanos que atendieron a todos los peregrinos desde su llegada.

En nombre de la Parroquia y de la Hermandad les dio la bienvenida D. Miguel Luis López- Guadalupe, Comisario General para el Año Santo Jubilar del Primer Centenario de la Coronación Canónica de la Santísima Virgen de las Angustias. En su alocución manifestó: “En la Eucaristía de hoy el Evangelio nos revelerá que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios y que su seguimiento implica aceptar y tomar la cruz. Precisamente hoy recibimos a una Hermandad de Penitencia, que protagoniza una de las estampas más bellas de la Semana Santa de Priego de Córdoba desde hace cuarenta y cinco años: la “Real Archicofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús en su Descendimiento y Nuestra Señora de las Angustias”. Esta Hermandad hunde sus raíces en el siglo XVII y venera el Misterio de la Virgen de las Angustias como nuestra Hermandad Patronal de Granada. Fue fundada oficialmente en 1862, bajo el amparo de la Reina Isabel II, una gran devota de la Virgen de las Angustias. Por eso, hoy, recibimos afectuosamente, la Hermandad Patronal de la Virgen de las Angustias de Granada y esta Basílica Parroquial, a la Archicofradía hermana de Ntra. Sra. de las Angustias de Priego de Córdoba”. Seguidamente comenzó la Santa Misa de las doce.

La Eucaristía fue presidida por D. Carlos del Castillo y las lecturas fueron realizadas por los peregrinos. D. Carlos, en su homilía, insistió en que los apóstoles, según nos relata San Lucas en su Evangelio, confiesan que Jesucristo es el Mesías, el Hijo de Dios. Terminó la homilía diciendo: “…que la Virgen de las Angustias, nuestra Patrona, a la cual estamos honrando especialmente en este Año Santo Mariano en su Centenario de su Coronación Canónica, como buena Madre nos siga tendiendo esa mano maternal, para que nosotros, a través de la devoción a la Virgen, lleguemos a Jesús, que es nuestro Salvador y Redentor. Lo pedimos en esta Eucaristía del domingo, acompañados de estos hermanos nuestros, que han peregrinado hacia la Basílica de la Virgen de las Angustias para ganar el Jubileo de este Año Santo Mariano. Por esto, todos juntos, hacemos  profesión de nuestra fe”.

La celebración fue seguida por todos los asistentes con gran devoción y recogimiento.

Al terminar la Eucaristía, todos los peregrinos se hicieron una foto – recuerdo en la escalinata del altar mayor y visitaron el Camarín de la Santísima Virgen, donde, tras saludarles el Hermano Mayor, D. Francisco Salazar, D. Miguel Luis López-Guadalupe les explicó con brevedad los rasgos más característicos de esta capilla de la Virgen, su significado religioso, así como su valor artístico. Allí pudieron sentir la cercanía de la Imagen de la Virgen Santísima. La Hermana Mayor rezó el Ave María, seguida por todos los asistentes y cada uno pidió su amparo en tantas necesidades como hoy se nos están presentando.

Los peregrinos manifestaron su satisfacción por haber participado en esta celebración, que con tanto entusiasmo, habían preparon y sobre todo porque se sintieron acogidos con mucho afecto, tanto por parte de la Parroquia como por la Hermandad.

Antonio Mezcua

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: