Ordenado un nuevo presbítero y cuatro diáconos para la Diócesis de Granada

OrdenacionesNuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, ordenó ayer, domingo 30 de junio, en la Festividad del Óbolo de San Pedro, a un nuevo presbítero y cuatro diáconos para la Diócesis de Granada.

La Ordenación tuvo lugar en la S.I. Catedral, en la Eucaristía de las 12:30 horas, presidida por Mons. Martínez, y concelebrada por los sacerdotes diocesanos y los acólitos, a la que asistieron familiares, amigos y las comunidades cristianas de los nuevos diáconos y presbítero.

Moisés Fernández, del Seminario Mayor San Cecilio, fue ordenado sacerdote, y Emmanuel Jesús Vega, del mismo Seminario, Tommaso Bernetti, Moisés David Mendoza y Pau Codina, del Seminario misionero diocesano Redemptoris Mater, fueron ordenados diáconos.

Mons. Javier Martínez, habló en la homilía del sacramento del Orden sacerdotal:Imposición de manos

(…) “Todos los sacramentos, misteriosamente, sacramentalmente, simbólicamente, aunque hay que matizar mucho la palabra símbolo, hacen presente a Jesús vivo y sacramentado, pero sólo hay uno en el que esa presencia se hace carne humana, todos los sacramentos provocan de alguna manera la Encarnación del Hijo de Dios y su acto de entrar en la historia, pero hay un sacramento en el que esa prolongación de la Encarnación tiene rostro, tiene una fisionomía propia, es humana, como era humano el rostro de Cristo nacido de la Virgen cuando anunciaba el Reino por los caminos de Judea, de Palestina, de Galilea, de Samaria, como en el Evangelio de hoy, y ese sacramento es el sacramento del Orden sacerdotal”. (…)

Comunión“Sin la sucesión apostólica, que es el sacramento del Orden en la forma originaria en los apóstoles y sus sucesores, a quienes Cristo entrega su presencia sacramental, y sin sus colaboradores los presbíteros no habría Bautismo, no habría Perdón de los pecados, no habría Eucaristía”. (…)

Tras la homilía, se celebró el rito de consagración de los nuevos diáconos y el nuevo presbítero, con la oración de toda la Iglesia unida por ellos y la imposición de manos. Moisés Fernández, ya ordenado sacerdote concelebró la Eucaristía, y los nuevos diáconos, junto a los sacerdotes diocesanos y Moisés dieron la comunión a los fieles.

Ver vídeo de la celebración

Escuchar la homilía del Arzobispo

Ver galería fotográfica

Anuncios

“Todos los sacramentos son acciones de Cristo resucitado vivo”

Mons. Javier MartínezExtracto de la homilía de Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada, en la celebración de las Ordenaciones sacerdotal y diaconales de Moisés Fernández, como nuevo presbítero, y Tommaso Bernetti, Emmanuel Jesús Vega, Moisés David Mendoza y Pau Codina como diáconos, el 30 de junio de 2013, en la S.I. Catedral.

Queridísima Iglesia del Señor, reunida tan gozosamente y de una manera tan desbordante en esta hermosa mañana, muy queridos sacerdotes concelebrantes, queridos Moisés, Emmanuel, Moisés David, Pau, Tommaso, queridos hermanos todos:

Simplemente, el hecho de que estemos aquí pone de manifiesto y proclama cómo la Iglesia vive una ordenación, cómo la Iglesia vive su percepción de la importancia, del significado que tiene para la entera Iglesia el Sacramento del Orden que hoy será administrado en el Orden del Presbiterado y en el primero de los Órdenes, en el del Diaconado, de cinco hermanos nuestros, cuyos padres, familiares y las comunidades estáis aquí.

Dios mío, hay algo en la percepción vuestra que nos dice a todos la necesidad que el pueblo cristiano tiene del sacerdocio, y lo que aprecia la figura del sacerdote. El otro día, una anécdota bien sencilla, enviando a un sacerdote a un lugar donde no hay un sacerdote de manera estable, aunque habían ido sacerdotes a atenderlo, y me contaban después que había sido una verdadera fiesta pensar que van a tener un sacerdote dedicado a ellos permanentemente, y algo parecido expresa esta mañana.

Todos los sacramentos son acciones de Cristo Resucitado vivo. Los sacramentos, todos ellos, nunca son cosas que nosotros hacemos por Dios, nunca son obligaciones que nosotros tenemos que “cumplir” de alguna manera como unos deberes que uno cumple, como con leyes de tráfico o de otro tipo. Los sacramentos son regalos que el Señor nos hace, y el contenido de ese regalo es Él mismo, siempre, en formas diferentes: en el Bautismo, en la Confirmación, en la Eucaristía, en el Matrimonio…

Como hay tanta confusión en el matrimonio en estos momentos, dejadme detenerme un momento ahí. El matrimonio no es un sacramento porque sea una ceremonia que se celebra en la Iglesia y que bendice normalmente un sacerdote, salvo en caso de necesidad, sino que el matrimonio expresa el regalo que Cristo hace de su propia vida a los esposos en su propio amor. Y es sacramento, no en el momento en que se está celebrando en la iglesia, es sacramento en toda la vida de los esposos.

En ella, Cristo se hace signo vivo de cómo el marido está llamado a dar su vida por su esposa como Cristo la da en el altar, y adaptarse y a dejarse descuartizar por su esposa como el Cuerpo de Cristo se rompe y su sangre se entrega por nosotros, por su esposa la Iglesia, y a cómo la mujer debe darse y amar al marido y a sus hijos. Pero el matrimonio, el amor de los esposos, es como el pan y el vino en la Eucaristía, Cristo se hace presente, y basta ver a un matrimonio cristiano cuando lo es para poder reconocer ‘aquí está Cristo, aquí está Dios, hay algo misterioso’. El espesor de la misericordia, del amor, del perdón… uno hace presente el misterio de Cristo. Lo mismo en la Unción a los enfermos.

De alguna manera, el sacramento -no voy a decir el primordial, en los textos del Concilio, recogiendo la Tradición, la Iglesia nace del Bautismo, y la Eucaristía es una fuente de la plenitud de la vida de la Iglesia-, y sin embargo, de alguna manera, intuimos que todo eso es posible, es decir, la presencia de Cristo en los demás sacramentos, y no sólo en los demás sacramentos, sino en la vida cotidiana de la Iglesia, en nuestras vidas en el mundo, son posibles gracias a otro sacramento en el que el Señor ha querido hacerse presente de una manera personal.

Todos los sacramentos, misteriosamente, sacramentalmente, simbólicamente -aunque hay que matizar mucho la palabra símbolo-, hacen presente a Jesús vivo y sacramentado. Pero sólo hay uno en el que esa presencia se hace carne humana; todos los sacramentos prolongan de alguna manera la Encarnación del Hijo de Dios y su acto de entrar en la Historia, pero hay un sacramento en el que esa prolongación de la Encarnación tiene rostro, tiene una fisionomía propia, es humana, como era humano el rostro de Cristo nacido de la Virgen cuando anunciaba el Reino por los caminos de Judea, de Palestina, de Galilea, de Samaría, como en el Evangelio de hoy. Y ese sacramento es el sacramento del Orden Sacerdotal.

Sin la sucesión apostólica, que es el Sacramento del Orden en su forma originaria en los apóstoles y sus sucesores a quienes Cristo entrega su presencia sacramental, y sus colaboradores los presbíteros, no habría bautismo, perdón de los pecados, eucaristía. Y soy consciente que el Bautismo lo puede administrar en caso de necesidad cualquier cristiano, e incluso no cristiano podría administrar el bautismo con tal de que él quisiera hacer lo que hace la iglesia. Pero es curioso que el bautismo de adultos está reservado al obispo, para significar que en la sucesión apostólica está depositado el espíritu y la distribución, la administración de los dones del Espíritu, pero no habría eucaristía, perdón de los pecados… Es curioso que el primer sacramento que se pierde en la reforma, que llamamos protestante, es el Sacramento del Orden, y perdido el Sacramento del Orden se ha ido perdiendo poco a poco los demás. (…)

Perdido el sacerdocio, se pierde todo lo demás y el cristianismo queda reducido a una ética, a unos principios morales, a unos comportamientos, a unas reglas de vida o de  juego, extraordinariamente empobrecido. Por eso, se puede decir que el Sacramento del Orden, que acontece y hace esta mañana a través de mis pobres manos, es, de alguna manera, el que el pueblo cristiano vive como más necesario para asegurar la vida de la Iglesia en su realidad global, para poder asegurar el poder participar cada domingo en la Eucaristía, para poder recibir el perdón de los pecados –un sacramento que hay que recuperar, justo porque hemos perdido la dimensión personal de la acción de dios en nosotros, y de nuestra relación con Dios; qué poca importancia le damos en la vida de la Iglesia, cuando es lo que más necesitamos, cuando era uno de los puntos centrales del ministerio de Jesús, si no el más central de todos-. (…)

El Señor en el Sacramento del Orden ha querido hacerse presente, prolongar la Encarnación de una manera humana. Os pide vuestras vidas. Eso es lo que significa para vosotros, diáconos, el compromiso del celibato: que vuestras vidas ya no van a ser vuestras, son explícita y públicamente del Señor. Es algo que vale para todos los cristianos en cierto modo, toda la Iglesia llamada a vivir. Cristo murió por nosotros, para que no vivamos ya para nosotros mismos, sino para Aquél que por nosotros murió y resucitó. Eso se hace forma de vida tanto en el ministerio sacerdotal como en la virginidad consagrada. (…)

+ Javier Martínez

Arzobispo de Granada

30 de junio de 2013, S.I. Catedral

Ver vídeo

Escuchar la homilía del Arzobispo

Los sacerdotes diocesanos realizarán su último retiro del curso el próximo lunes

Seminario San Cecilio

Seminario Mayor Diocesano.

El último retiro de este curso que realizarán los sacerdotes diocesanos será el próximo lunes, 27 de mayo, a las 11:15 horas, en el Seminario Mayor de Granada.

D. José Almedina, Rector del Santuario y del Centro Diocesano S. Juan de Ávila, en Montilla (Córdoba), acompañará a los sacerdotes durante el encuentro.

El retiro comenzará con el rezo de la Hora Intermedia, y a las 11:30 horas tendrá lugar la meditación sobre el tema de la jornada. A las 12:15 horas rezarán una oración ante el Santísimo, y tras un breve descanso, habrá un diálogo con el ponente, D. José Almedina.

Por otro lado, el Delegado Diocesano para el Clero, D. Blas Gordo, anuncia que los Ejercicios Espirituales para los sacerdotes están previstos para los días 2 al 6 de septiembre, en el Hotel del Duque, y estarán dirigidos por D. Rufino Ezquerro Bretón.

“Hace falta una nueva conciencia de misión”

sacerdotes1Se ha celebrado en la Diócesis la festividad de San Juan de Ávila con los sacerdotes, donde el Arzobispo de Granada ha planteado un nuevo impulso en la misión de la Iglesia. 

El Seminario Mayor “San Cecilio” acogió ayer la celebración de San Juan de Ávila, patrón del clero español, en la que varios sacerdotes celebraron sus 25 y 50 años de ordenación. Fue el Arzobispo, Mons. Javier Martínez, quién felicitó personalmente a los sacerdotes y quien dedicó unas palabras a todos los presentes con una intervención titulada “Evangelizar hoy: Hacia una nueva conciencia de misión en la Diócesis”.

En primer lugar, D. Javier Martínez habló de la figura de San Juan de Ávila como “un santo que ha ejercido una buena parte de su ministerio, sobre todo de predicación y de iniciativas educativas, en la Diócesis de Granada”. También habló de él como “reformador de la Iglesia”: “Su doctorado no tiene solo que ver con la calidad de sus obras escritas cuanto con la enseñanza de su propia vida como evangelizador y reformador en un momento en el que la Iglesia necesitaba evangelizadores en Andalucía más que ninguna otra cosa”, señaló el Arzobispo.

sacerdotes2Nueva conciencia de misión

Mons. Martínez, expresó su preocupación por la Iglesia y afirmó que hay una “desproporción entre las fuerzas humanas y la misión que tenemos confiada; y la historia, la rica tradición que está en nuestras manos”. Asimismo, hablaba de una Iglesia en la que “hay un montón de necesidades que quedan desatendidas”: “Mirando a nuestra Iglesia, y no me refiero la Iglesia en Granada de una manera particular, (…) me refiero a nuestra Iglesia en España, me refiero a la Iglesia en el contexto occidental europeo en el que estamos. Uno ve una Iglesia (…), en buena medida, en caída libre. Una Iglesia que disminuye en su capacidad propositiva, que queda reducida en su significación, en el valor de su alcance público(…), que queda reducida desde el punto de vista de los servidores que esa Iglesia necesita, que el pueblo cristiano necesita, reducida en números de una manera terrible, lo cual hace mucho más difícil la construcción de la comunidad cristiana”, señaló Mons. Martínez.

“Tendríamos que concentrarnos en lo que es esencial para la vida de la Iglesia”, continuaba el Arzobispo, que explicaba que se percibe en la sociedad, sobre todo en Andalucía, “una nostalgia de la vida cristiana y de la vida de la Iglesia”. “Una nostalgia de la fe”, señaló.

sacerdotesDe esta forma, propuso a la Diócesis, por medio de los sacerdotes presentes, una “nueva conciencia de misión”, en la que necesita ayuda para darle forma, según afirmó. “En esa conciencia de misión deberíamos estar todos (…), la misión será más fecunda”, explicaba. “Tengamos el estado de vida que tengamos, y tengamos el carisma que tengamos (…). Todos tendríamos que poder estar con nuestra naturaleza propia, es decir, con nuestro modo de ser propio. En el estar juntos siempre habrá un enriquecimiento”, señalaba refiriéndose a los sacerdotes, las parroquias, los movimientos, las comunidades, los religiosos y todos los grupos y asociaciones de la Iglesia.

Fue una “invitación a comenzar una conversación, que necesitamos, que creo que necesitamos, porque de esa conversación puede surgir una mayor riqueza en nuestra comunión, en nuestra fe, en nuestra vida”, terminaba diciendo Mons. Martínez.

En su intervención se refirió a carismas concretos que están haciendo una renovación en la Iglesia y puso un vídeo de la Comunidad Católica Shalom, presente desde hace poco en nuestra Diócesis; un carisma para la evangelización a los jóvenes. También entregó a los sacerdotes la Carta Pastoral en la que anunciaba la celebración el día 2 de junio, de 17 a 18 horas, de una hora de adoración eucaristíca en la Catedral y en las parroquias en las que fuera posible hacerlo, en comunión con el Papa y la Iglesia Universal.

Tras sus palabras, Mons. Martínez celebró junto a los sacerdotes diocesanos la Eucaristía y almorzaron juntos en el Seminario.

Escuchar intervención del Arzobispo de Granada.

Ver vídeo de la intervención del Arzobispo:

Bodas de oro y plata de un grupo de sacerdotes diocesanos

Eucaristía con los sacerdotes diocesanos y reliquias S. Juan de Ávila

Mons. Martínez celebra la Eucaristía con los sacerdotes diocesanos, el año pasado con las reliquias del Maestro Ávila en Granada.

Mons. Javier Martínez celebrará las bodas de oro y plata de ordenaciones sacerdotales de un grupo de presbíteros diocesanos el próximo lunes día 13, a partir de las 11:15 horas, en el Seminario Mayor “San Cecilio”. Esta celebración se enmarca en la fiesta litúrgica de San Juan de Ávila, patrón del clero diocesano y Doctor de la Iglesia Universal, que tiene lugar el 10 de mayo. Además de nuestro Arzobispo, los sacerdotes…

Este año, celebran su 50 aniversario de Ordenación sacerdotal: P. Domingo Nafría Nafría, OAR, P. Domingo Urrestri Churruca, OAR, P. José Miguel Fernández Pérez, OAR, P. Florentino de Luis Vázquez, OAR, D. Manuel Millán Madrid, D. Francisco Carmona Lizana, D. Carlos Martínez Tejada y del Rosal, D. Francisco Gallegos Díaz y D. Antonio González Terribas. Por su parte, cumplen su XXV aniversario de Ordenación: D. Manuel Valdivia Ocón, P. José Manuel Cambrero Cenzano, OAR, y P. Juan José Hernández Torres, OH.

Conferencia
Nuestro Arzobispo felicitará personalmente a los sacerdotes diocesanos en su aniversario y ofrecerá una conferencia sobre la evangelización en la actualidad, con el tema “Evangelizar hoy: Hacia una nueva conciencia de misión en la Diócesis”.

Asimismo, se celebrará la Eucaristía en la capilla del Seminario Mayor. El encuentro, que comienza con el rezo de la Hora Intermedia a las 11:15 horas, concluirá con un almuerzo fraterno en el Seminario diocesano.

Publicado en Clero, Diócesis. Etiquetas: , . Leave a Comment »

Día del Seminario en Granada

Día del Seminario 2013_cartelSerá el domingo 17 y se celebrará en la S.I Catedral con la Admisión a las Sagradas Órdenes de cinco seminaristas: tres del Seminario diocesano “San Cecilio” y dos del Seminario Redemptoris Mater, en la Eucaristía de las 13 horas.

Como todos los años, en torno a la fiesta de San José, que tiene lugar el martes 19, celebramos el Día del Seminario, con el lema “Sé de quién me he fiado” (2 Tim 1,1). En concreto, en nuestra Diócesis el Día del Seminario lo celebramos el domingo 17. Las colectas ese día en las parroquias y templos irán destinadas a la formación de nuestros seminaristas, que un día atenderán nuestras parroquia y nos asistirán en los Sacramentos.

El Concilio Vaticano II, en el Decreto Optatam totius, destaca la importancia del Seminario para la vida de las parroquias y el afecto y apoyo que ha de recibir por parte de toda la comunidad diocesana. Dice así: “Todos los sacerdotes deben considerar al Seminario como el corazón de la diócesis y prestarle gustosamente su ayuda”.

Coincidiendo con la celebración del Día del Seminario, en Granada tendrán lugar la Admisión a las Sagradas Órdenes de cinco seminaristas: tres del Seminario diocesano “San Cecilio” y dos del Redemptoris Mater.

Se trata de Alberto Sedano, de la localidad de Armilla; de Fernando Rodríguez, de la población de Busquístar, y de Fernando Luis Roca, de Granada. Por su parte los seminaristas del Redemptoris Mater son Carlos Peñafiel, natural de Fuentevaqueros; y Esteban Torres, de Argentina. La Admisión a las Sagradas Órdenes tendrán lugar ese domingo durante la Eucaristía de las 13 horas, en la Santa Iglesia Catedral, con nuestro Arzobispo Mons. Javier Martínez.

San José
Por otra parte, el martes 19, Solemnidad de San José, Esposo de María, es día de precepto en la Diócesis de Granada, tal y como se estableció en el año 2009 con la disposición para la Provincia Eclesiástica de Granada con motivo de esta Solemnidad. No obstante, y dado que en el calendario es laboral, se dispensa del obligado descanso laboral a los fieles que se vean precisados a desarrollar su trabajo habitual en esos días.

Encuentro de formación permanente del clero

Mons. Zornoza en el encuentro de formación permanenteTendrá lugar el próximo lunes, dentro de las actividades organizadas por esta pastoral diocesana para este mes.

El Seminario diocesano “San Cecilio” acogerá el próximo lunes, día 11, un nuevo Encuentro de formación permanente del clero. En esta ocasión, el Encuentro organizado por la Pastoral del clero se centrará en diversos asuntos de interés diocesano, como “Algunas cuestiones jurídicas en relación con el sacramento del matrimonio”, a cargo del Vicario General para Asuntos Administrativos, D. Carlos del Río, de gran formación en estudios superiores en el campo del Derecho Canónico.

Asimismo, el Vicario General y Capellán Mayor de la Capilla Real, D. Manuel Reyes, y el Delegado diocesano para el Patrimonio Cultural y Subdelegado para el Patrimonio Cultural en la Asamblea de los Obispos del Sur, D. Antonio Muñoz Osorio, hablarán sobre la actualización de los inventarios parroquiales e informarán sobre la nueva edición del Libro de Misas.

Viajes “San Cecilio”
Los sacerdotes diocesanos también podrán conocer la Agencia de viajes “San Cecilio” de la Archidiócesis de Granada, creada para organizar por grupos viajes a Tierra Santa y otros países del Oriente Cristiano, así como a santuarios de España, para favorecer una auténtica experiencia de fe a los participantes y conocer a los cristianos de estas zonas.

La Agencia de viajes “San Cecilio”, que toma el nombre del patrón de la Diócesis de Granada, se dirige sobre todo a las parroquias, grupos organizados, carismas, movimientos y diversas realidades de la Iglesia, sea de la Diócesis de Granada o fuera de ella, para hacer experiencia de comunión en la Iglesia visitando estos lugares de peregrinación.

Para más información sobre Viajes “San Cecilio”, puede visitarse la web www.viajessancecilio.com, en el correo electrónico info@viajessancecilio.com, en el teléfono 958-21-59-09, o personalmente en la Curia Metropolitana (Plaza Alonso Cano, s/n) en horario de 10 a 13:30 horas.