VIII Simposio de Derecho Matrimonial y Procesal Canónico en Granada

VII Simposio Derecho Matrimonial.

VII Simposio Derecho Matrimonial.

El Tribunal Metropolitano del Arzobispado de Granada, junto con los demás tribunales de esta provincia eclesiástica, organiza el VIII Simposio de Derecho Matrimonial y Procesal Canónico.

Las jornadas se celebrarán del 26 al 28 de septiembre en el Seminario Diocesano San Cecilio, situado en el Paseo de Cartuja, 49.

El Simposio comenzará el jueves 26 por la tarde, con el acto de apertura, a cargo del Obispo de Guadix, Mons. Ginés García, la ponencia de D. Manuel Arroba, Catedrático de Derecho Procesal y Matrimonial Canónico en la Universidad Lateranense de Roma, y una mesa redonda sobre el derecho procesal.

Durante la segunda jornada, que será el viernes, tendrán lugar tres ponencias sobre la dimensión jurídica y nulidad matrimonial, y finalizará con una mesa redonda en la que se expondrán ideas en común y dudas sobre estos aspectos.

El último día del congreso, el sábado 28, tendrá lugar la clausura del Simposio en el edificio “Studium Granatense et Sacromontanum”, situado en la calle Joaquina Eguaras, 114. Habrá dos importantes ponencias este día: la primera sobre adicción a la pornografía y su influencia en el consentimiento matrimonial, y la segunda sobre el concepto de persona en el Concilio Vaticano II en relación con el concepto de persona en el Código.

El Simposio se celebra con el objetivo de acercar estos temas matrimoniales, de suma actualidad e importancia para la sociedad, a todas las personas que, por una u otra razón, estén interesadas en los mismos.

En el Encuentro participarán jueces, miembros de los tribunales eclesiásticos, profesores y estudiantes del Derecho de la Iglesia, abogados, psicólogos, psiquiatras y otras personas interesadas en la materia.

Ordenado un nuevo presbítero y cuatro diáconos para la Diócesis de Granada

OrdenacionesNuestro Arzobispo, Mons. Javier Martínez, ordenó ayer, domingo 30 de junio, en la Festividad del Óbolo de San Pedro, a un nuevo presbítero y cuatro diáconos para la Diócesis de Granada.

La Ordenación tuvo lugar en la S.I. Catedral, en la Eucaristía de las 12:30 horas, presidida por Mons. Martínez, y concelebrada por los sacerdotes diocesanos y los acólitos, a la que asistieron familiares, amigos y las comunidades cristianas de los nuevos diáconos y presbítero.

Moisés Fernández, del Seminario Mayor San Cecilio, fue ordenado sacerdote, y Emmanuel Jesús Vega, del mismo Seminario, Tommaso Bernetti, Moisés David Mendoza y Pau Codina, del Seminario misionero diocesano Redemptoris Mater, fueron ordenados diáconos.

Mons. Javier Martínez, habló en la homilía del sacramento del Orden sacerdotal:Imposición de manos

(…) “Todos los sacramentos, misteriosamente, sacramentalmente, simbólicamente, aunque hay que matizar mucho la palabra símbolo, hacen presente a Jesús vivo y sacramentado, pero sólo hay uno en el que esa presencia se hace carne humana, todos los sacramentos provocan de alguna manera la Encarnación del Hijo de Dios y su acto de entrar en la historia, pero hay un sacramento en el que esa prolongación de la Encarnación tiene rostro, tiene una fisionomía propia, es humana, como era humano el rostro de Cristo nacido de la Virgen cuando anunciaba el Reino por los caminos de Judea, de Palestina, de Galilea, de Samaria, como en el Evangelio de hoy, y ese sacramento es el sacramento del Orden sacerdotal”. (…)

Comunión“Sin la sucesión apostólica, que es el sacramento del Orden en la forma originaria en los apóstoles y sus sucesores, a quienes Cristo entrega su presencia sacramental, y sin sus colaboradores los presbíteros no habría Bautismo, no habría Perdón de los pecados, no habría Eucaristía”. (…)

Tras la homilía, se celebró el rito de consagración de los nuevos diáconos y el nuevo presbítero, con la oración de toda la Iglesia unida por ellos y la imposición de manos. Moisés Fernández, ya ordenado sacerdote concelebró la Eucaristía, y los nuevos diáconos, junto a los sacerdotes diocesanos y Moisés dieron la comunión a los fieles.

Ver vídeo de la celebración

Escuchar la homilía del Arzobispo

Ver galería fotográfica

Un nuevo sacerdote y cuatro nuevos diáconos para la Diócesis de Granada

Moisés Fernández Martín.

Moisés Fernández Martín.

El próximo domingo, 30 de junio, Día del Papa y Colecta del Óbolo de San Pedro, la Diócesis de Granada acoge la celebración de Ordenaciones Sacerdotal y Diaconal de cinco jóvenes que se están formando en los Seminarios diocesanos “San Cecilio” y misionero “Redemptoris Mater” de Granada.

Las ordenaciones serán a las 12:30 horas, en la Santa Iglesia Catedral, de manos del Arzobispo, Mons. Javier Martínez, y concelebrada por los Rectores de los seminarios Mayor y misionero, junto con el Seminario Menor “Virgen de Nazaret”, el Cabildo de la Catedral, y los familiares y fieles de Granada.

Jóvenes
Moisés Fernández Martín, de 24 años y natural de la localidad granadina de Albondón, será ordenado sacerdote, tras recibir su formación en el Seminario diocesano “San Cecilio”. “Tras un tiempo de discernimiento vi que el Señor me llamaba a ser sacerdote. En este camino que me ha propuesto el Señor me está haciendo muy feliz y cada día me sorprende con nuevas cosas”, ha afirmado Moisés Fernández con motivo de su próxima ordenación sacerdotal.

Moisés Fernández celebrará su primera Eucaristía el lunes día 1, a las 19:30 horas, en la iglesia parroquial de San Luis IX, Rey de Francia, en la localidad de Albondón, de donde es natural.

Enmanuel Jesús Vega Rodríguez.

Enmanuel Jesús Vega Rodríguez.

Los cuatro jóvenes que recibirán el Sagrado Orden del Diaconado son Enmanuel Jesús Vega Rodríguez -procedente del Seminario diocesano “San Cecilio”-, y Tommaso Bernetti Evangelista, Moisés David Mendoza Urrutia y Pau Codina Lletjós, procedentes del Seminario “Redemptoris Mater”. Asimismo, son las primeras ordenaciones de diáconos procedentes de este Seminario misionero que está implantado en Granada desde el año 2005.

Enmanuel Jesús Vega es natural de Motril y tiene 27 años. Comenzó a preparar oposiciones para ser Guardia Civil y una vez conseguidas, ejerciendo ya en el trabajo para el que tanto había deseado, se planteó seriamente la llamada del Señor de vocación sacerdotal, que se reflejaba en una inquietud de su corazón que no se satisfizo una vez lograda su meta de ser miembro de la Benemérita.  Actualmente, se está formando para ser sacerdote diocesano en el Seminario “San Cecilio” y el domingo será ordenado diácono.

Tommaso Bernetti Evangelista.

Tommaso Bernetti Evangelista.

Tommaso Berneti es de Fermo (Italia), tiene 27 años y procede de una familia que se marchó a México como familia de misión en el Camino Neocatecumenal. “El Señor me tocó el corazón”, afirma Tommaso sobre su decisión de iniciar un camino de vocación sacerdotal, que comenzó durante una misión en un pueblo de la montaña en Italia, con el Camino Neocatecumenal, tras escuchar a un seminarista que habló de su experiencia. El domingo se ordena diácono y su formación se lleva a cabo en el Seminario “Redemptoris Mater”.

Moisés David Mendoza.

Moisés David Mendoza.

Moisés David Mendoza tiene 27 años y es natural de San Salvador (El Salvador). También conoció a unos seminaristas del Camino Neocatecumal que mostraban una vida nueva y una alegría que deseaba para sí mismo. Hoy se está formando en el Seminario “Redemptoris Mater” para dedicarse a la misión.

Pau Codina Lletjós

Pau Codina Lletjós

Pau Codina es de Barcelona y tiene 26 años. Su decisión de comenzar un camino en el sacerdocio tuvo lugar durante la Jornada Mundial de la Juventud en Canadá, en el año 2002, cuando se encontró con un seminarista y quedó impresionado por la experiencia de vida de fe que tenía. “Esto que tiene él lo quiero yo”, afirma Pau Codina recordando aquel encuentro. Asimismo, Pau Codina recuerda que de niño su meta era convertirse en un profesional del fútbol y llegó a jugar, siendo niños, con Piqué, el jugador del F.C Barcelona. Un anhelo que, sin embargo, no le llenaba el corazón. Actualmente, Pau Codina se está formando en el Seminario misionero “Redemptoris Mater” en Granada y el domingo recibe el Sagrado Orden del Diaconado.

Los sacerdotes diocesanos realizarán su último retiro del curso el próximo lunes

Seminario San Cecilio

Seminario Mayor Diocesano.

El último retiro de este curso que realizarán los sacerdotes diocesanos será el próximo lunes, 27 de mayo, a las 11:15 horas, en el Seminario Mayor de Granada.

D. José Almedina, Rector del Santuario y del Centro Diocesano S. Juan de Ávila, en Montilla (Córdoba), acompañará a los sacerdotes durante el encuentro.

El retiro comenzará con el rezo de la Hora Intermedia, y a las 11:30 horas tendrá lugar la meditación sobre el tema de la jornada. A las 12:15 horas rezarán una oración ante el Santísimo, y tras un breve descanso, habrá un diálogo con el ponente, D. José Almedina.

Por otro lado, el Delegado Diocesano para el Clero, D. Blas Gordo, anuncia que los Ejercicios Espirituales para los sacerdotes están previstos para los días 2 al 6 de septiembre, en el Hotel del Duque, y estarán dirigidos por D. Rufino Ezquerro Bretón.

“Cristo no nos abandona nunca”

Los seminaristas que recibieron los Ministerios de acólito y lector.

Los seminaristas que recibieron los Ministerios de acólito y lector.

Mons. Javier Martínez presidió ayer la Eucaristía en la Catedral en la que se celebraron los Ministerios de acólito y lector de cinco seminaristas y la apertura de la Semana Diocesana de la Familia.

En la Eucaristía celebrada ayer domingo en la Catedral de Granada, IV Domingo de Pascua y Domingo del Buen Pastor, acudieron muchos fieles de la Diócesis acompañando a los cinco seminaristas que recibieron de manos del Arzobispo los Ministerios de acólito y lector, como preparación a su pronta ordenación como diáconos y, posteriormente, como sacerdotes.

Luis Miguel Sánchez, del Seminario Mayor “San Cecilio”, y Moisés Mendoza, Pau Codina, Tommasso Barnetti y Jorge Núñez, del Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater “Virgen de las Angustias y San Miguel”, acompañados de sus rectores y formadores, dieron así este paso en el que recibieron como símbolo de los Ministerios la Palabra de Dios y el pan y el vino.

El Arzobispo les entregó la Palabra de Dios.

El Arzobispo les entregó la Palabra de Dios.

D. Javier Martínez dedicó sus palabras en la homilía a la figura del Buen Pastor y señaló que “Jesús se presenta como Buen Pastor, que no sólo conoce a sus ovejas, una por una, sino que las ama de tal manera que en lugar de ser el pastor el que vive de sus ovejas son las ovejas las que viven del pastor”. Asimismo, añadió que “celebrar esta fiesta es celebrar que Cristo vive y que nuestra salvación, nuestra esperanza, nuestra confianza, nuestra certeza, puesta en la fidelidad de Dios y en la misericordia de Dios, de la vida eterna no depende de nuestras virtudes y nuestras cualidades sino de la fidelidad de Cristo que ha triunfado en su propia carne sobre el pecado y la muerte”. “Cristo no nos abandona nunca” proclamó ante la asamblea.

Refiriéndose a los seminaristas que recibieron los Ministerios expresó su alegría de acoger a los cinco jóvenes, “que reflejan la universalidad de la Iglesia”, ya que provienen de varias nacionalidades. Sobre el sacerdocio, el Arzobispo les explicó que es un signo de la fidelidad de Dios: “El sacerdocio es, de todos los sacramentos, aquél en el que el Señor ha querido prolongarse de una manera más visible, más pedagógicamente accesible para todos”, señaló.

“Si vuestras vidas son verdaderamente de Cristo –les exhortaba-, si a la hora de acoger la llamada de la Iglesia  y ofrecer vuestras vidas al Señor por la Iglesia, para el servicio de la Iglesia y del mundo, lo decís con sencillez de corazón el Señor hará maravillas, porque al Señor le gusta lucirse cuando a los hombres les parece que es imposible todo”, les decía, antes de cuestionarles “¿pues que se luzca el Señor no? ¡Lúcete! Y que brille la belleza inmensa de tu Gloria, que es la belleza de tu amor por nosotros” pedía al Señor.

D. Javier Martínez da la paz y felicita a los seminaristas.

D. Javier Martínez da la paz y felicita a los seminaristas.

Semana de la Familia
La Eucaristía también dio lugar a la apertura de la Semana Diocesana de la Familia, que se está celebrado en Granada durante toda esta semana. Mons. Javier Martínez invitó a los presentes a que participaran en los actos programados por la Delegación de Pastoral Familiar y que corrieran la voz a sus allegados para que pudieran estar presentes en lo que definió como “un bien” para todos y para la Iglesia.

Uno de los seminaristas dando la comunión, tras recibir los Ministerios.

Uno de los seminaristas dando la comunión, tras recibir los Ministerios.

Gran misión en la Diócesis
El Arzobispo anunció en la Eucaristía a toda la Diócesis la celebración de una gran misión en la Diócesis de Granada: “Estamos llamados, en una situación nueva del  mundo y de la historia, a dar testimonio de Jesucristo de una maneras nuevas”. Hace falta “mucha más participación del pueblo cristiano en la misión de la Iglesia , cada uno de nosotros” continuaba. “Estamos llamados a vivir la misión de la Iglesia de otras maneras” y “tenemos que hacer esta misión todos juntos y la vamos a hacer con la ayuda del Señor todos juntos”, explicó refiriéndose a toda la Iglesia en Granada: sacerdotes, parroquias, grupos, comunidades, movimientos, congregaciones, realidades, iniciativas…

Asimismo indicó que todavía se está pensando la forma de hacer esta misión, por lo que pidió a la Diócesis que rezara por su puesta en marcha ya que hace falta “un nuevo anuncio a este mundo que se muere de hambre de Dios y no tiene quien le de pan, el pan de la vida (…), el pan de la fe”.

Escuchar homilía.

Cinco seminaristas de la Diócesis reciben el domingo los ministerios de acólito y lector

Seminaristas de la Diócesis de Granada en la Catedral.

Seminaristas de la Diócesis de Granada en la Catedral.

El próximo domingo, 21 de abril, darán un primer paso en su acercamiento al sacerdocio, en la Eucaristía presidida por el Arzobispo de Granada, a las 12:30 horas en la Santa Iglesia Catedral.

Tras un tiempo formándose en sus seminarios, cinco jóvenes van a recibir el próximo domingo los ministerios de acolitado y lectorado: un primer paso en su camino hacia el sacerdocio, que les acercará a la Palabra de Dios y a la Eucaristía y que les permite ayudar al sacerdote en el servicio a los fieles.

Los seminaristas que van a recibir estos ministerios son Luis Miguel Sánchez, del Seminario Mayor “San Cecilio”, y Moisés Mendoza, Pau Codina, Tommasso Barnetti y Jorge Núñez, que se están formando en el Seminario Diocesano Misionero Redemptoris Mater “Virgen de las Angustias y San Miguel”.

En la Eucaristía, los seminaristas recibirán la Palabra y el pan y el vino de manos de Mons. Javier Martínez, como símbolo de que se le confían estos dos ministerios.

“Un tiempo de Gracia”
Luis Miguel Sánchez, del Seminario Mayor San Cecilio, explica ante este acontecimiento que van a vivir el domingo que estos “años en el Seminario son un tiempo de Gracia”. De esta forma, manifiesta su alegría y afirma que desde el primer momento que entró al Seminario “como a San Pablo, se me mostró, conocí el amor de Dios que se había entregado en su Hijo y que me amaba profundamente”. “Durante estos años el Señor me ha ido cambiando el corazón, transformando mi ser, haciéndome el corazón de pastor para entregarme por cada uno de los que conforman su pueblo, y así, el mismo amor que hemos conocido, darlo completamente por cada uno de los miembros del pueblo de Dios”, admite el seminarista diocesano.

Asimismo, al hablar sobre los ministerios de lector y acólito que van a recibir, Luis Miguel Sánchez señala que este primer acercamiento a la Palabra y a la Eucaristía ayuda a “que nos dejemos transformar tanto por la Palabra como por el Cuerpo del Señor que vamos a recibir”, para que “un día, cuando seamos sacerdotes, darlo y darnos por entero al pueblo de Dios”, explica.

Admitidos a las Sagradas Órdenes cinco jóvenes de la Diócesis de Granada

Seminaristas Admisión Órdenes

Los cinco seminaristas a la Admisión de las Sagradas Órdenes, en la Catedral.

La Santa Iglesia Catedral acogió el domingo 17 la celebración de admisión a las Órdenes Sagradas de cinco seminaristas de Granada, coincidiendo con el Día del Seminario, que este año se celebra con el lema “Sé de quién me he fiado”, durante la Eucaristía presidida por el Arzobispo Mons. Javier Martínez.

Ante un nutrido grupo de fieles, y concelebrada por numerosos sacerdotes -entre ellos los rectores de los tres Seminarios presentes en la Diócesis-, fueron admitidos como candidatos a las Órdenes Sagradas Alberto Sedano, Fernando Rodríguez y Fernando Luis Roca, del Seminario diocesano “San Cecilio”; y Carlos Peñafiel y Esteban Torres, del Seminario “Redemptoris Mater”.

Papa Francisco
En su homilía, nuestro Arzobispo también se refirió a la elección del Santo Padre Francisco, que, junto con la renuncia de Benedicto XVI a la Silla de Pedro, constituyen actos de fe, con los que el mundo se sacude pero que desvela que “el hombre contemporáneo tiene hambre de Dios, aunque no lo sepa”. En este sentido, Mons. Martínez se refirió a la “fiesta de la primavera”, que congregó a cientos de jóvenes para celebrar un botellón: “Percibes la tragedia de su soledad, de su sinsentido, de su vacio en la vida”, señaló, en alusión a los jóvenes bebidos y destrozados, sin ninguna conciencia de su situación.

Respecto a la renuncia de Benedicto XVI y la elección del Papa Francisco, “vivimos unos días en los que nos rodean los signos de la fidelidad de Dios, de que Dios es fiel”, afirmó D. Javier Martínez, al mismo tiempo que recordó que “Dios es fiel, la Iglesia permanece en medio de las tormentas de este mundo”.

Seminaristas y D. Javier
La Catedral, la casa del pueblo cristiano

“La Catedral es vuestro hogar, es el lugar donde enseña el Obispo y la casa del pueblo cristiano. Está por encima de un lugar de turismo para visitar y disfrutar de las bellezas de nuestro pasado, porque es un templo vivo, imagen del templo vivo que sois vosotros. Eso es lo realmente esencial e importante, al servicio de lo cual está todo lo demás”. Así se dirigió a los fieles congregados en la Santa Misa celebrada el domingo 17 para darles la bienvenida.

En su homilía, Mons. Martínez habló del tiempo de Cuaresma y explicó qué es la penitencia: “La Cuaresma no es tanto un periodo para hacer penitencia, en el sentido como nosotros, hombres modernos, entendemos la penitencia, que es más bien en el sentido de autoflagelarse. Suelo decir que la tendencia a autoflagelarse es más propia del hombre moderno, en la media que ha perdido a Dios…, que propio de la tradición cristiana y del Evangelio”. “La penitencia es el retorno del hijo pródigo a casa. La penitencia es poder respirar, salir de la oscuridad y pasar a la luz, es volverse a mirar al Señor, y el Señor es todo amor, todo luz, todo gracia, todo misericordia”, subrayó.

Asimismo, “lejos de Cristo está la oscuridad, la ansiedad que caracteriza al hombre contemporáneo, pensando que la felicidad está en la posesión de cosas. Hay una ansiedad histérica de tratar de poseer cosas para ser feliz porque la vida se nos va de las manos. El Señor nos quita la venda de los ojos, nos abre los ojos, nos permite reconocer quién es la plenitud de anhelo profundo de nuestro corazón: Cristo. Y Cristo es la vida de nuestra vida”.

“Convertirse es abrir la vida a Cristo, abrirle nuestro corazón”, destacó nuestro Arzobispo.

Para escuchar la homilía…