“Nuestra sociedad vive inmersa en una fragmentación que impregna todos los ámbitos”

Mons. Javier Martínez, Arzobispo de Granada y Miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, inauguró ayer en Barcelona el II Seminario Internacional “Fundamentos morales de la crisis económica”, con una conferencia titulada “¿Crisis económica o crisis teológica?”, en la que abordó la situación de la persona y las familias en una sociedad determinada en las últimas décadas por los parámetros economicistas y afectada por el contexto actual de crisis económica.

Mons. Javier Martínez inició su conferencia definiéndose a sí mismo como “un pastor de la Diócesis de Granada”, que, a causa de las situaciones de riesgo social con las que convive constantemente en su comunidad, le han hecho reflexionar sobre las causas de la crisis económica actual.

Intervención
“Nuestra sociedad vive inmersa en una fragmentación que impregna todos los ámbitos: cultural, político, social y, como consecuencia, el económico; donde hemos delegado casi todo, donde todo lo hacen expertos”, explicó Mons. Martínez. Esta situación ha llevado a la irresponsabilidad del ser humano, de tal forma que el hombre ya “no es responsable”, porque se desentiende de lo que sucede a su alrededor y se centro sólo en su pequeña parcela de experto.

“Nuestra sociedad lleva sacrificándose toda la vida en beneficio de la economía”, señaló. Una actitud que provoca que “nuestra sociedad esté condenada a muerte”, porque está basada sobre el consumismo: “Sólo sabemos comprar”, afirmó nuestro Arzobispo.

También hizo referencia a otro concepto que, según su criterio, no nos permite poder hacer un juicio claro sobre la crisis: “El dualismo en el que está sumida nuestra sociedad”. Este dualismo “nos conduce a la domesticación de la Iglesia en beneficio de las alternancias ideológicas del poder fundamentada por la pérdida del cuerpo de la Iglesia”.

En referencia al hombre contemporáneo, Mons. Javier Martínez afirmó “que vivimos en una lucha constante contra el mundo y eso hace que no exista una verdadera sociedad. Que gane ‘la roja’, permite mantener un alivio humano y momentáneo a la insatisfacción y frustración constante en la que vivimos inmersos”.

“Amo la libertad infinitamente más que los liberales; amo el espesor de la sociedad y lamento que nuestra sociedad sea plana; amo mi comunidad más que los comunistas, ergo, soy cristiano”, concluyó D. Javier Martínez.

El acto contó con la participación del director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Xavier Puigdoller, y del rector de la Universidad Abat Oliba CEU, Carlos Pérez del Valle.

Por su parte, el Sr. Josep Miró i Ardèvol, coordinador de este curso de verano y miembro del Pontificio Consejo para los Laicos, fue el encargado de presentar a Mons. Martínez y de introducir curricularmente al Arzobispo de Granada, de quien habló con admiración y respeto por su larga trayectoria al servicio de la Iglesia y por su preparación teológica. También hizo hincapié en la personalidad y la actitud proactiva del ponente de quién resaltó su faceta cultural y a quien definió como una voz social con “un pensamiento rompedor”.

Otros ponentes
Este II Seminario Internacional se celebrará hasta el viernes 6 de julio, que clausurará el Secretario General de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry, que hablará sobre “Misión y contribución de la Iglesia en un contexto de crisis y de reconstrucción”. Carriquiry intervendrá también el jueves para abordar los discernimientos eclesiales en la actual crisis.

Hoy martes interviene el Secretario del Pontificio Consejo Justicia y Paz, Mons. Mario Toso, para tratar “La respuesta de la Doctrina Social de la Iglesia ante el problema de las finanzas internacionales”; y mañana miércoles será el turno del presidente de E-Cristians y Miembro del Pontificio Consejo para los Laicos, Josep Miró i Ardèvol, sobre “La educación de las generaciones jóvenes en tiempos difíciles”.

Anuncios

Descanse en paz, Enrique Seijas

Enrique Seijas, junto a D. Jesús Blanco.

Enrique Seijas, junto a D. Jesús Blanco.

El periodista Enrique Seijas falleció el pasado día 1 a los 67 años de edad. Natural de Huelva, fue un compañero ejemplar y gran persona que, a temprana edad, el Señor ha querido llamar a su Presencia.

Seijas fue un colaborador infatigable, dispuesto siempre a ayudar en todo aquello que se le requería desde el ámbito de los medios de comunicación de la Diócesis, en concreto de su Secretariado de Medios, junto al entonces director, el sacerdote D. Jesús Blanco, hoy emérito de San Emilio y emérito de la Abadía del Sacromonte.

Formó parte del equipo que dirigía D. Jesús Blanco y, entre otras tareas, se ocupaba de la página diocesana que tenía el Secretariado de Medios del Arzobispado todos los domingos en el diario Ideal.

También colaboró en la celebración de las diversas ediciones de los cursos de periodismo organizados por la Cátedra Padre Manjón de la Abadía del Sacromonte y el Secretariado de Medios de Comunicación, en colaboración con la Comisión Episcopal de la Conferencia Episcopal Española, del que fue director técnico y académico.

Su colaboración con la Iglesia de Granada, a través de los medios de comunicación, se prolongó durante más de 20 años, tiempo en el que siempre mostró buena voluntad a todos los requerimientos para extender la Palabra de Dios, bien en los medios diocesanos o en otras publicaciones. Una colaboración que se ha extendido hasta sus últimos momentos cuando apenas días antes de su marcha a la Casa del Padre mostró su interés y disposición para publicar una amplia información sobre el próximo Congreso Internacional de Pueri Cantores, que del 11 al 15 de julio se celebra en Granada. Asimismo, Seijas estaba muy implicado en la promoción de la Asociación de Amigos de la iglesia albaicinera San Nicolás y en el próximo Año Jubilar concedido en Granada, con motivo del I Centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de las Angustias.

También desarrolló gran parte de su carrera profesional en el diario Ideal, y fue delegado de este periódico en Jaén y Almería.

El funeral ha tenido lugar esta mañana en el cementerio San José de Granada.

Un nuevo diácono para la Diócesis de Granada

Moisés Fernández es ordenado por el Arzobispo.

Moisés Fernández recibe la ordenación diaconal de manos de Mons. Martínez.

El seminarista diocesano Moisés Fernández recibió el diaconado en la Eucaristía celebrada el pasado domingo, momento en el que el Arzobispo presentó al nuevo Deán de la Catedral, D. Juan Gutiérrez.

El Arzobispo de Granada, Mons. Javier Martínez, ordenó diácono el domingo 1 de julio a Moisés Fernández, seminarista granadino que ha realizado su formación en el Seminario Diocesano “San Cecilio” de Granada. En la celebración en la Catedral Metropolitana, asistieron los rectores, formadores y seminaristas de los dos seminarios diocesanos presentes en Granada, el Seminario Mayor “San Cecilio” y el Seminario Misionero “Redemptoris Mater”, que acompañaron, junto a los sacerdotes de la Diócesis, al nuevo diácono en su ordenación.

Antes del rito de ordenación, en el que impuso sus manos sobre el ordenado, D. Javier Martínez comentó el Evangelio del día y habló sobre la enfermedad y la muerte: “Cristo nos ha liberado de la esclavitud de la muerte (…), del poder del pecado, del dominio de la muerte”, explicó refiriéndose al pasaje de Jesús con la hija de Jairo, a quien devolvió la vida.

Asimismo, el Arzobispo se dirigió al nuevo diácono y señaló que es “un don precioso que el Señor nos ha hecho”, y le animó a “ser compañero de camino; guía y seguridad en el camino para el pueblo cristiano”. Además, instó a Moisés Fernández a tener ilusión y gratitud por “el privilegio de poder gastar la vida de esta manera” y señaló que “no hay manera más bella de gastarla. No hay amor que llene más el corazón y que sea capaz de llenar más la vida de un hombre. No hay paternidad más grande ni más hermosa que esta”.

Por último, el Arzobispo explicó que “el ministro del Señor es el que tiene la misión de servir al Señor y a su pueblo, a Cristo y a la Iglesia”.

El nuevo Deán concelebró la Eucaristía con Mons. Martínez.

El nuevo Deán concelebró la Eucaristía con Mons. Martínez.

Nuevo Deán de la S.I.Catedral
En la celebración del diaconado, nuestro Arzobispo dedicó un momento para presentar al nuevo Deán, D. Juan Gutiérrez Lorenzo, hasta ahora párroco en San Juan de Letrán y, a partir de ahora, además de Deán del templo catedralicio, será párroco del Sagrario, iglesia anexa a la Santa Iglesia Catedral.

D. Javier Martínez agradeció  al anterior Deán, D. Andrés González Villanueva, la tarea llevada a cabo en la Catedral.

D. Andrés deja el cargo por razones de edad pero continuará prestando servicios que le requiera el Arzobispo por la Iglesia de Granada.